El coste económico de los daños causados por los contaminantes hormonales es de miles de millones al año en la UE según un nuevo análisis

El coste económico de los daños causados por los contaminantes hormonales es de miles de millones al año en la UE según un nuevo análisis

Coste económico de los efectos en la salud de los contaminantes hormonales en la UE

Coste económico de los efectos en la salud de los contaminantes hormonales en la UE

Durante la reciente celebración de la “cumbre” anual de la endocrinología #ENDO2015 organizada por la Endocrine Society se presentaron los resultados de un conjunto de análisis que han estimado el coste económico de las exposición a contaminantes hormonales en la UE en más de 150 mil millones de euros al año. Esta impresionante cifra es además la más conservadora del estudio, ya que se estima que el coste anual podría llegar hasta los 270 mil millones de euros anuales, sumando las pérdidas en horas de trabajo y el coste económico de los trastornos neurológicos, de la fertilidad y metabólicos causados por los contaminantes hormonales en la UE.

CapturaLa noticia fue recogida por gran número de medios, pero en nuestro país pasó bastante desapercibida, pese a su importancia. Podéis encontrar más información en el comunicado de la Endocrine Society así como en las noticias publicadas en The Guardian, BBC News, Time, Le Monde, National Geographic

El análisis, realizado por un panel de expertos en contaminantes hormonales, incluyó los costes directos de hospitalización, servicios médicos, cuidados y otros gastos médicos. Además se calcularon los costes indirectos, como la pérdida de productividad laboral, la muerte prematura y la discapacidad.

Los investigadores encontraron que los costes más elevados están relacionados con la discapacidad intelectuale originada por la exposición prenatal a pesticidas organofosforados. El estudio estima que se pueden atribuir 59 300 nuevos casos anuales de discapacidad intelectual a la exposición a estos pesticidas.

2017-03-30T09:02:25+00:00 26/3/2015|Investigación|Sin comentarios

Deje su comentario