Cartel del evento celebrado el 30 de junio de 2015

Cartel del evento celebrado el 30 de junio de 2015

Una mesa redonda permite que los miembros del Parlamento Europeo pregunten directamente a científicos sobre los peligros de los contaminantes hormonales.

El objetivo de la Red de Acción sobre Pesticidas, en inglés Pesticide Action Network (PAN) al promover este evento es acelerar la regulación de los contaminantes hormonales, también conocidos como disruptores endocrinos.

Como sabemos, estos tóxicos preocupan a la comunidad científica y a la población ya que, al interferir el funcionamiento de las hormonas, afectan seriamente a nuestra salud a dosis extremadamente bajas, causando daños en el sistema endocrino, problemas reproductivos y cáncer. Y se encuentran a nuestro alrededor, en envoltorios de plástico, juguetes, resinas, cosméticos, utensilios médicos o en pesticidas.

Precisamente, los pesticidas son los contaminantes hormonales con un inicio de regulación en Europa, con tres Reglamentos que los lobbies industriales se han encargado de detener. Como es lógico, para prohibir cualquier sustancia, primero hay que identificar sus características, definirla. De este trabajo se encargaba un grupo de expertos de la Comisión que presentó un borrador en 2013, pero se bloqueó con la excusa  de que era necesario realizar un informe de impacto. Este informe, que aún se está realizando, consigue el propósito de la industria al retrasar la aplicación de la normativa y utilizar métodos que pueden fallar en la detección de estos químicos. En resumen, en lugar de avanzar se ha ido hacia atrás en la lucha contra los contaminantes hormonales.

Por esta razón, la Red de Acción contra los Pesticidas, gracias a Nicola Caputo, miembro del Parlamento, ha organizado esta mesa redonda en el Parlamento el día 30 de junio. Allí se presentaron a los miembros del Parlamento los criterios de identificación de expertos científicos en un intento de hacer presión para acelerar el proceso de regulación, no sólo de los pesticidas sino de todos los contaminantes endocrinos.