Hallan tóxicos en la leche materna. Es imprescindible adoptar medidas urgentes de eliminación de estas sustancias

Hallan tóxicos en la leche materna. Es imprescindible adoptar medidas urgentes de eliminación de estas sustancias

Dibujo de la "Semana internacional de la lactancia materna"

Dibujo de la “Semana internacional de la lactancia materna”

Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard, muestra que los tóxicos perfluorados (PFCs) pueden pasar de la madre al niño a través de la leche materna.

A pesar de este resultado, es aconsejable la alimentación con leche materna por sus múltiples beneficios para los niños. Incluso uno de los investigadores del estudio y profesor de Environmental Health at Harvard Chan School,Philippe Grandjean, asegura:

“No hay motivo para desaconsejar la lactancia materna”

El estudio midió la cantidad de compuestos perfluorados (PFCs) en la sangre de 81 niños a las edades de 1 mes, 18 meses y 5 años. Los resultados muestran que las concentraciones de PFCs aumentan mensualmente entre un 20%-30% más en niños alimentados exclusivamente con leche materna, frente a los alimentados parcialmente con leche materna. En algunos casos, al final de la edad de lactancia, la concentración de PFCs en los niños era superior a la de sus madres, aunque estas concentraciones disminuyeron cuando dejaron de alimentarse de leche.

Los compuestos perfluorados, además de ser tóxicos persistentes sospechosos de producir cáncer, son contaminantes hormonales (disruptores endocrinos, EDCs). Uno de sus efectos es la reducción del número de anticuerpos en niños y por lo tanto, una menor respuesta a la vacunación. Una concentración del doble de PCFs en niños de 7 años se asocia con una reducción de anticuerpos de un 49%, según un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de Estados Unidos.

Los PFCs se han utilizado extensamente en productos tan habituales como las sartenes antiadherentes, la ropa resistente al agua y muchos envases de alimentos precocinados. Ver nuestro reciente post sobre PFCs.

 

Los efectos de los contaminantes hormonales son más graves en la etapa de desarrollo intrauterina y en los primeros años de vida. Por esta razón, los científicos se sorprenden de que la industria química siga poniendo estas sustancias en el mercado en productos tan comunes y piden a las autoridades que den un paso adelante y las prohíban completamente.

Según Michael Warhurst, Director Ejecutivo de CHEM Trust, socia de Ecologistas en Acción la campaña EDCFree, de lucha contra los contaminantes hormonales:

“No debemos olvidar que la lactancia materna es la mejor opción para los bebés, pero nos alarma que la producción insegura de químicos persistentes por parte de la industria química haya generado esta contaminación. Es el momento de que los gobiernos tomen acciones para controlar la industria química, es inaceptable que continúen produciendo químicos persistentes.”

quelespasaatushormonas

 

Leave A Comment