La UE permite el reciclaje de tóxicos en nuevos productos

La UE permite el reciclaje de tóxicos en nuevos productos

termo3

Un estudio encuentra retardantes de llama bromados prohibidos en termos de café

29 organizaciones de defensa de la salud y el medio ambiente, entre ellas Ecologistas en Acción, envían una carta al Comisario Europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, exigiéndole que se oponga al reciclaje del DecaBDE para utilizarlo como materia prima de otros productos.

El DecaBDE es un tipo de polibromodifenil éter (PBDE) regulado por el Convenio de Estocolmo, por ser un Compuesto Orgánico Persistente (COP) tóxico. Por esta razón, ya no se produce en Europa, aunque seguirá en nuestro entorno si se permite su uso tras ser reciclado. Aunque el Convenio de Estocolmo no permite el reciclaje de estas sustancias, en 2009 la presión de los lobbies industriales consiguió que sí se permitiera para otros polibromodifenil éteres, el PentaBDE y el OctaBDE, como vimos en un post anterior. Ahora se discute si se hará otra excepción con el DecaBDE.

Ésta es la preocupación de las organizaciones sociales, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción: que el reciclaje dé una segunda vida en nuestras casas a las sustancias tóxicas. Un estudio evidencia la presencia de compuestos bromados reciclados (generalmente, DecaBDE) en copas de termo y en utensilios de cocina vendidos en Europa.

Según David Azoulay, del Centro para el Derecho  Internacional Ambiental (CIEL por sus siglas en inglés):

“La inclusión de estos químicos reciclados en productos incrementaría exponencialmente las toxinas liberadas en el medio ambiente y pondría en peligro la salud humana.”

Si la Unión Europea permite el reciclaje de los PBDE, aunque se prohíba su producción, no conseguiremos reducir la cantidad de estos contaminantes en nuestro entorno. La opción de las organizaciones ambientales es clara: Ni producción, ni reciclaje de tóxicos.

El DecaBDE, como el resto de polibromodifenil éteres (PBDE) son sustancias ignífugas presentes en productos de uso diario, como aparatos electrónicos, textiles o materiales de construcción. Todas ellas son bioacumulativas, persistentes y disruptores endocrinos EDC, con efectos adversos en el sistema hormonal, reproductivo y nervioso. Es de sentido común que no deban reciclarse en la fabricación de productos de uso diario.

Para leer la carta enviada por las ONGs al Comisario Europeo pincha aquí.

 

quelespasaatushormonas

Deje su comentario