Nuevas evidencias científicas de la Endocrine Society sobre los efectos de los EDCs

Nuevas evidencias científicas de la Endocrine Society sobre los efectos de los EDCs

2resumen

Guía para las organizaciones de interés público y para las responsables de organizar política, 2009

Endocrine Society publicará en octubre una nueva Declaración con evidencias científicas de la relación entre la exposición a contaminantes hormonales (EDCs) con dos de las mayores epidemias actuales, diabetes y obesidad.

Endocrine Society es la mayor y más antigua organización del mundo dedicada a la investigación de las hormonas y la práctica de la endocrinología.  En el resumen ejecutivo de su “Segunda Declaración de Endocrine Society sobre Químicos Disruptores Endocrinos”, asegura que las nuevas evidencias científicas no dejan lugar a la duda: la exposición a contaminantes hormonales EDCs, que se encuentran en la comida y productos de consumo, está contribuyendo a aumentar el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, diabetes mellitus, problemas reproductivos, problemas de tiroides, de neurodesarrollo y cáncer.

La nueva revisión de estudios científicos, actualizada a los últimos cinco años, encuentra evidencias claras de disrupción endocrina en siete áreas: obesidad y diabetes, fertilidad femenina, fertilidad masculina, cáncer relacionado con hormonas en mujeres, cáncer de próstata, tiroides y desarrollo del sistema neuronal y endocrino. Los contaminantes hormonales (EDCs) con un mayor número y profundidad de estudios son el Bisfenol A, los ftalatos, los pesticidas y los contaminantes orgánicos persistentes COPs.

Al interferir el funcionamiento de las hormonas naturales del cuerpo, mimetizándolas o bloqueándolas, estos EDCs pueden alterar el desarrollo y crecimiento de las células. La amenaza es mayor si la exposición se produce antes del nacimiento: diversos estudios muestran que la exposición prenatal a pequeñas cantidades de EDCs pueden generar obesidad en los años posteriores de vida. Asimismo, algunos EDCs tienen como objetivo a las células del páncreas, células grasas y células del hígado, lo que puede generar resistencia a la insulina y exceso de esta hormona en el cuerpo, un factor de riesgo de la diabetes tipo 2.

Hasta ahora, los científicos se habían mostrado prudentes a la hora de realizar una declaración como ésta. Sin embargo, en el “Resumen ejecutivo a EDC-2”, previo a la publicación del estudio completo, aseguran que ya cuentan con los datos necesarios, tras los cinco años de continua investigación posteriores a la publicación de su primer informe en 2009.

“… es más necesario que nunca reducir la exposición, identificar nuevos EDCs según aparecen y entender los mecanismos subyacentes para desarrollar métodos que permitan intervenir en los casos de enfermedades asociadas a EDCs”.

Para dar énfasis al hecho de que los contaminantes hormonales son un problema internacional, Endocrine Society realiza estas declaraciones en la “Conferencia Internacional de Gestión de Químicos (ICCM4) sobre la importancia de utilizar enfoques científicos para limitar el riesgo para la salud por exposición a EDCs” que se está celebrando en Ginebra.

Desde Ecologistas en Acción, como socio de EDC Free, exigimos a la Comisión Europea que escuche la opinión de los endocrinólogos y científicos y que desarrolle la normativa sobre EDCs con la velocidad que exige esta amenaza a la salud de la población.

Link al Resumen ejecutivo de su “Segunda Declaración de Endocrine Society sobre Químicos Disruptores Endocrinos”

Link a la guía de Endocrine Society de 2009: Introducción a las sustancias químicas que perturban el sistema endocrino (EDC). Guía para las organizaciones de interés público y para las responsables de organizar política

Post relacionado: “Los contaminantes hormonales pueden causar obesidad”

Suscríbete a las noticias de EDC Free

email signature 1 (1)

2017-03-30T09:02:56+00:00 30/9/2015|Investigación|Sin comentarios

Deje su comentario