Agroecología sí, pesticidas altamente peligrosos, no!

Agroecología sí, pesticidas altamente peligrosos, no!

Foto de www.ipen.org

Alianza Global para eliminar los Pesticidas Altamente Peligrosos. Foto de www.ipen.org

Uno de los principales resultados de la Cuarta Conferencia Internacional sobre Gestión Química (ICCM4) celebrada la semana pasada, es el impulso para desarrollar una estrategia global contra los “pesticidas altamente peligrosos”, poniendo especial énfasis en la necesidad de utilizar alternativas agroecológicas, en lugar de reemplazar estos pesticidas peligrosos con otro tipo de pesticida industrial. 

Los pesticidas altamente peligrosos, HHPs por sus siglas en inglés, son aquellos plaguicidas muy tóxicos y relacionados con una mayor incidencia de cáncer y desórdenes en el desarrollo. (Puedes ver la lista de HHPs de la organización Pesticide Action Network aquí).

Los delegados de países en desarrollo de África, región Árabe y Latinoamérica, junto a los movimientos internacionales de agricultores y las organizaciones PAN (Pesticide Action Network) e IPEN han promovido esta Alianza Global en la pasada Conferencia ICCM4. En frente, como es de esperar, la industria de pesticidas y los países industrializados se oponen a la eliminación de los pesticidas químicos, que suponen una gran fuente de ingresos para ellos.

Según Sarojeni V. Rengam, de la PAN:

“Creemos que la acción conjunta para abordar el problema de los pesticidas altamente peligrosos podría ayudar a los países en desarrollo a tratar el progresivo envenenamiento de su población, particularmente niños y la contaminación de su medio ambiente”.

En el marco de esta Conferencia, 120 profesores, toxicólogos, epidemiólogos y físicos han enviado una carta abierta al Director Ejecutivo de PNUMA, al Director General de la FAO y a la Directora General de la OMS, pidiendo que se detenga la producción y uso de los pesticidas altamente peligrosos HHPs.

Según estos profesionales, los pesticidas se encuentran dispersos por todos los ecosistemas del mundo; se encuentran en nuestros cuerpos, en la comida, el agua, el suelo y el aire, debido a su uso extensivo durante un periodo de tiempo demasiado extenso.

Según las últimas estadísticas de la OMS, los pesticidas han causado la muerte a 200.000 personas en todo el mundo y por lo menos 25 millones de agricultores de los países en desarrollo sufren un envenenamiento que no para de crecer con los años. Y estas cifras son menores que las reales, ya que en muchos de estos países no existe una infraestructura de vigilancia suficiente.  Además, según datos de la OMS, un 33% de los suicidios se comenten con pesticidas, siendo uno de los métodos más habituales del mundo.

Debido al tipo de toxicidad para humanos y sistemas biológicos de los pesticidas, no se puede utilizar la gestión del riesgo tradicional, ya que los pesticidas peligrosos no tienen umbral de seguridad ni cumplen la máxima de que la dosis hace el veneno. Exposiciones crónicas a concentraciones muy bajas y en principio consideradas “no tóxicas”, además de las mezclas con otras sustancias o efecto cóctel, pueden generar graves daños en los organismos vivos.

Cada vez hay más evidencia científica sobre el efecto que pueden tener en generaciones futuras por efectos nocivos en el feto y en los procesos de desarrollo, debido a sus efectos como contaminantes hormonales (EDCs).

Según los responsables de la carta abierta:

“Debemos detener la producción, distribución y uso de los pesticidas altamente peligrosos para proteger a nuestros niños y a las generaciones futuras de una inminente tragedia tóxica”.

En la ICCM4 de este año también se ha llegado a otros acuerdos optimistas, como la cooperación internacional en la gestión de químicos para los años posteriores a 2020 o ampliar la información sobre la toxicidad de las sustancias químicas puestas en el mercado como ingredientes de productos. En cuanto a los productos electrónicos, se pidió a los fabricantes que den información de seguridad a sus trabajadores y generen programas para la gestión de sus residuos, además de impulsar productos más ecológicos.

En cuento a los contaminantes hormonales EDCs, todos los participantes de la conferencia, salvo la industria química, estuvieron de acuerdo en reducir su exposición aceptando el daño que causan a humanos y a la vida salvaje.

 

 

Suscripción a las noticias EDC Free

Suscripción a las noticias EDC Free

 

 

 

 

 

One Comment

  1. Alfonso Garcia Haro 6 octubre, 2015 at 9:11 pm - Reply

    Falta mucha concienciacion y medios de comunicacion que apuesten por informar del grave problema que supone este descontrol de los productos quimicos que usamos, los Gobiernos no dan la altura frente a sus lobbies, va a ser una batalla dura……

Leave A Comment