Un disruptor endocrino, posible causante de los casos de microcefalia en Brasil

Un disruptor endocrino, posible causante de los casos de microcefalia en Brasil

Mosquito Aedes aegepti transmisor del virus Zika, pero puede que inocente de la microcefalia

Mosquito Aedes aegepti transmisor del virus Zika, pero puede que inocente de la microcefalia

El aumento de casos de microcefalia y daños en recién nacidos en los últimos meses podría deberse al uso de un pesticida disruptor endocrino más que al virus Zika, según un informe de la Organización Médicos de los Pueblos Fumigados, que recoge el Observatorio OMG de Ecologistas en Acción.

Ver informe

Según los médicos argentinos y brasileños, el área geográfica de distribución de los daños coincide con el área de aplicación del larvicida piroproxifeno, potente disruptor hormonal producido por Sumitomo Chemical, filial de Monsanto. 

El piroproxifeno se ha vertido en los abastecimientos de agua potable desde 2014 para controlar el número de mosquitos portadores de enfermedades, entre ellas la producida por el virus Zika. La acción disruptora del sistema endocrino del piroproxifeno interrumpe el desarrollo de la larva de mosquito, inhibe el desarrollo de características de adulto y merma su capacidad reproductiva.

Los efectos en el desarrollo que produce el larvicida, junto a la coincidencia geográfica y temporal con los daños, hacen que los médicos alberguen dudas razonables de la relación entre el pesticida y las malformaciones. Por esta razón, ven prematura la decisión del gobierno brasileño de culpar únicamente al virus Zika.

Un 10% de las sustancias pesticidas son disruptores endocrinos

Causar daños en el sistema endocrino de los insectos es una de las estrategias utilizadas por muchos insecticidas. Si se afecta al sistema hormonal, se afecta al desarrollo y a la reproducción. Pero, no queda asegurado que estas sustancias químicas no afecten también a otras especies diferentes.

Por el contrario, son numerosos los casos de daños a poblaciones de anfibios, peces, aves y mamíferos, incluyendo humanos. Quizá el caso más conocido sea el del DDT, que en su momento fue un “éxito” en la erradicación de la malaria y era utilizado en productos del hogar como antipiojos, además de en la agricultura. Ahora sabemos que el DDT es un contaminante hormonal, relacionado con el cáncer de mama.  Pero lo sabemos tarde, cuando la población está contaminada: un estudio desarrollado por Lopez-Espinosa en 2006 en Granada, muestra residuos de DDT en el 99% de las placentas analizadas.

Ver estudio.

Los contaminantes hormonales, también llamados EDCs, son sustancias no naturales que interrumpen la acción del sistema endocrino. En el ser humano provocan graves daños, como alteraciones en el desarrollo fetal que pueden producir daños en el sistema reproductor del bebé (criptorquidia), daños en el desarrollo neurológico, autismo, pubertad prematura, pérdida de fertilidad, obesidad e incluso cáncer en órganos relacionados con las hormonas años después del nacimiento.

Desde la Campaña de contra los contaminantes hormonales de Ecologistas en Acción queremos que se reduzca el uso de pesticidas en su totalidad. Para cumplir este objetivo, un buen comienzo es eliminar del entorno las 53 sustancias componentes de pesticidas que tienen acción endocrina que la organización especializada en el estudio de pesticidas, Pesticide Action Network, detecta. Esto supone aproximadamente el 10% del total de sustancias permitidas en Europa. Una reducción del 10% es un objetivo realista, ya que estudios como el de Florence Jacquet en Francia revelan que es posible una reducción del 30% sin impacto para los agricultores. 

 

Anexo 1A del Informe de impacto. Número de pesticidas con efecto endocrino que pueden dañar la salud humana y deberían ser prohibidos, 2009,

Anexo 1A. Número de pesticidas con efecto endocrino que pueden dañar la salud humana y deberían ser prohibidos. La gráfica muestra que los pesticidas que se regularían por sus propiedades disruptoras serían 50. Si se aplican los diferentes criterios de la industria (daños en humanos “demostrados”, relevancia de esos daños o el criterio de potencia) el número de pesticidas regulados se va reduciendo progresivamente.

(Ver estudio de PAN Europa)

(Ver estudio económico de pesticidas de Florence Jacquet)

2017-03-28T14:09:11+00:00 19/2/2016|Pesticidas-Plaguicidas|3 Comments

3 Comments

  1. Ferran 19 febrero, 2016 at 9:45 am - Reply

    Ya se sabe que “El crimen perfecto no es aquel que queda sin resolver si no el que se resuelve con un falso culpable”, de la película Los Crímenes de Oxford.

  2. francisca 19 febrero, 2016 at 12:53 pm - Reply

    Y LA NOTICIA DE QUE PODRIA SER POR HABER MODIFICADO GENETICAMENTE EL MOSQUITO? ES DECIR HABER INTRODUCIDO MOSQUITOS TRANSGENICOS PARA COMBATIR EL DENGUE

  3. Ecologistas en Acción 19 febrero, 2016 at 1:02 pm - Reply

    Hola Francisca. Esa noticia también es cierta, han introducido mosquitos transgénicos, que casualmente incrementa los beneficios de la empresa productora de esos mósquitos y es un fracaso a la hora de controlar la enfermedad, como dice el mismo informe de los médicos. De nuevo, parece otra maniobra para incrementar las ventas de la empresa productora de estos mosquitos. Y no debemos olvidar el peligro que supone introducir organismos modificados genéticamente en en medio ambiente.

Leave A Comment