Muchas personas utilizan envases de plástico para guardar la comida, sin saber que determinados contaminantes hormonales pueden salir del plástico, llegar a los alimentos y finalmente, contaminar sus cuerpos. Por suerte, estos consejos fáciles ayudan a evitar esta contaminación.

Los envases de plástico liberan contaminantes hormonales a la comida

Los contaminantes hormonales, también conocidos como disruptores endocrinos, son sustancias sintéticas que imitan y alteran el funcionamiento de las hormonas y los receptores hormonales de nuestros cuerpos. Como consecuencia de esta alteración se pueden generar daños a la salud de muy diversa índole, desde diabetes y obesidad a problemas en la reproducción o aparición de cánceres en órganos relacionados con las hormonas, como cáncer de tiroides, testículos y pecho.

Estos efectos suelen presentarse tras años de exposición a pequeñísimas cantidades de estos tóxicos. Incluso es habitual que los daños se hagan visibles en generaciones futuras.

La alimentación es la principal vía de exposición a los contaminantes hormonales y una de los procesos por los que se encuentran en los alimentos es porque se desprenden de los envases de plástico, aluminio, latas, papeles térmicos y sartenes de materiales antiadherentes, como el teflón.

Consejos para evitar esta contaminación

Los siguientes consejos ayudan a evitar que el plástico de fiambreras (o tuppers, en inglés) y botellas contamine los alimentos con dos tipos de disruptores endocrinos sobre los que existen cientos de estudios: los ftalatos y bisfenolA (BPA):

1.- Evita el plástico.

Son preferibles los recipientes de vidrio. Puedes reutilizar botes y botellas de vidrio. Este consejo es muy importante en caso de almacenar leche materna, ya que los niños son especialmente vulnerables a estos tóxicos que además, se acumulan fácilmente en la grasa de la leche.

2.- Evita todos los tipos de plástico, PET, PEAD, PEBD, PVC, PP, PS y PC (sus nombres completos aparecen en la tabla inferior).

Evitar todo tipo de plástico es la mejor opción tanto para tu salud como para el planeta, ya que generarás menos residuos.  Si intentas averiguar qué tipo de plástico libera menos contaminantes, quizá te conviene saber que todos están bajo sospecha. Según un famoso estudio publicado en la revista científica Environmental Health Perspectives:

Nuestros datos sugieren que casi todos los artículos de plástico en el mercado liberan cantidades detectables de químicos con actividad estrogénica al ser expuestos a agua hirviendo, luz solar (UV) y/o microondas.

Tipos de plástico según su código. El 7 incluye los PC o policarbonatos.

tiposplastico2

En caso de que no puedas evitar el plástico…

3.- NUNCA calientes tu comida dentro del táper de plástico ni dejes una botella de plástico con agua al sol.

Los contaminantes hormonales, como los ftalatos y el BPA, no están químicamente unidos al plástico por eso radiaciones como la del microondas, el calor o la luz solar los desprenden fácilmente y llegan a tu comida en mayor cantidad. Calienta la comida en un plato y protege la botella de plástico del calor y los rayos solares.

4.- No laves los tápers de plástico en el lavavajillas, por la misma razón

5.- No te fíes: que un material sea “libre de bisfenolA” no quiere decir que no tenga contaminantes. De hecho, a medida que se van haciendo nuevos estudios se detectan otros tipos de bisfenoles, como el BPS, que también tienen efectos adversos para la salud.

Seguir estos consejos es de vital importancia en el caso de mujeres embarazadas, niños pequeños y personas con el sistema inmunitario debilitado. Si éste es tu caso, te aconsejamos ver este vídeo.

Haz click en la imagen para ver el vídeo

Posts relacionados:

Plástico, hasta en la sopa

El papel térmico y el PVC reciclado liberan contaminantes hormonales