Tu comida puede estar contaminada con 33 plaguicidas que dañan el sistema hormonal

Tu comida puede estar contaminada con 33 plaguicidas que dañan el sistema hormonal

twitter-plaguicidas-ok

¿Sabes cuál es el alimento de venta en España que tiene más residuos de plaguicidas, en particular de plaguicidas que alteran tu sistema hormonal relacionados con graves daños a la salud?

Para dar respuesta a esta y otras muchas preguntas Ecologistas en Acción presenta el informe “Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores”. La guía también permite comparar qué alimentos tienen más contaminantes hormonales y elegir la alternativa más sana para proteger nuestra salud.

En los siguientes links puedes ver la nota de prensa de Ecologistas en Acción y descargar la guía:

Nota de prensa de Ecologistas en Acción

Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores. Residuos de plaguicidas con capacidad de alterar el sistema endocrino en los alimentos españoles

Los resultados de “Directo a tus hormonas” han sido obtenidos tras analizar los resultados de las muestras que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) realiza periódicamente para conocer qué residuos de plaguicidas quedan en los alimentos de venta al público en España.

Así, se obtuvo que el 28% de las 2.384 muestras realizadas por AECOSAN tienen residuos de plaguicidas. Este porcentaje aumenta hasta el 45% de muestras contaminadas, en el caso de frutas y verduras. Estos residuos son ingeridos por la población junto con dichos alimentos.

El informe quiere visibilizar la exposición de la población a un tipo especial de plaguicidas, los que pueden alterar el sistema hormonal o contaminantes hormonales (también conocidos como disruptores endocrinos o EDC), para los que cualquier dosis o nivel de exposición supone un riesgo.

Es decir, la exposición a través de la alimentación a cualquier cantidad de estos plaguicidas podría afectar al sistema hormonal y desencadenar enfermedades y daños en la salud cuya incidencia ha aumentado en las últimas décadas, como pérdida de fertilidad, malformaciones, diabetes, obesidad, daños en el sistema inmune, autismo, síndrome de hiperactividad y diversos tipos de cáncer como de mama, próstata, testículos o tiroides.

A pesar de la gravedad de sus efectos, hay 33 plaguicidas contaminantes hormonales en la comida española analizada, de los 53 clasificados como disruptores endocrinos por la organización especializada en el estudio de plaguicidas, Pesticide Action Network Europe. El informe también proporciona información sobre los estudios científicos por los que esta organización considere que estas sustancias deben eliminarse del entorno.

La guía da la información sobre qué plaguicidas hay en cada alimento para que cada persona pueda reducir su exposición personal y proporciona consejos para el consumo seguro. topten

Como se puede observar, en el momento de realización de las muestras, las peras contenían residuos de 49 plaguicidas, 16 de los cuales pueden alterar el sistema hormonal.

La presencia de los residuos en los alimentos se debe a que el Reglamento (396/2005) de residuos de plaguicidas en alimentos, de cumplimiento hoy en día en España, permite la presencia de plaguicidas por debajo de un límite de residuo por alimento (LMR). Obviamente, este Reglamento es inadecuado para proteger la salud de la población, dado que una de las características básicas de los EDC es que cualquier mínima cantidad entraña un peligro.

Por esta razón, sería necesario el cumplimiento del Reglamento Europeo 1107/2009, que prohíbe expresamente el uso (en cualquier cantidad) de plaguicidas que puedan afectar al sistema hormonal. Por desgracia, esta prohibición no se ha aplicado, porque la Comisión Europea no ha elaborado criterios legales para la identificación de los contaminantes hormonales.

Merece la pena destacar que de las 2.384 muestras tomadas, sólo 3 de agricultura ecológica presentaban algún residuo, procedente probablemente de contaminaciones accidentales, aunque los análisis oficiales no permiten conocer éste dato.
Así que tenemos la opción de actuar como consumidoras y consumidores, eligiendo siempre que sea posible, productos ecológicos. Pero también debemos actuar exigiendo a nuestros representantes que voten en contra de la propuesta de la Comisión Europea, para que se prohíba definitivamente la presencia de plaguicidas, en particular, los que tienen efectos en nuestro sistema hormonal. 

 

4 Comentarios

  1. Nata 7 Octubre, 2016 en 10:10 am - Responder

    Y tanto. Desde pequeño he convivido entre pesticidas ya que vivo en el campo. A los 40 años me han diagnosticado un hipotiroidismo de caballo y tengo los estrógenos elevados. Vamos, el sistema hormonal hecho un lío.

    • Ecologistas en Acción 7 Octubre, 2016 en 10:14 am - Responder

      Hola Nata, gracias por compartir tu experiencia. Debemos intentar entre todas que estos tóxicos desaparezcan de nuestro entorno y nuestros alimentos. Salud!

  2. Cris 21 Octubre, 2016 en 10:51 am - Responder

    Pues yo fui diagnosticada de cáncer de mama hormonal. Sin ningún antecedente familiar. He de decir que trabajaba en la limpieza y respirar cualquier producto me sentaba fatal. No se si estará relacionado, pero ahora no uso ni colonias, no soporto los olores químicos. Ojalá se conciencie a las industrias para que dejen de envenenarnos. Gracias por el artículo

    • Ecologistas en Acción 21 Octubre, 2016 en 11:13 am - Responder

      Gracias a ti. Los productos de limpieza convencionales contienen ingredientes con capacidad de alterar el sistema hormonal, por lo que haces bien al evitar esos productos así como los productos cosméticos basados en compuestos químicos sintéticos. ¡Salud!

Deje su comentario