Prevenir la exposición a contaminantes hormonales para prevenir el cáncer de mama

Prevenir la exposición a contaminantes hormonales para prevenir el cáncer de mama

Una de cada ocho mujeres europeas desarrollaremos un cáncer de mama

Una de cada ocho mujeres europeas tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida

1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Se diagnostican 25.000 nuevos casos de cáncer de mama al año en España, según la Agencia Española Contra el Cáncer. 

La mayor parte de los casos de cáncer son el resultado de la compleja interacción entre una predisposición genética y el ambiente que ha rodeado a la persona. De hecho, 2 de cada 3 casos de cáncer están relacionados con el medio ambiente, según la Sociedad Internacional de Endocrinología.

Algunos contaminantes hormonales que actúan como xenoestrógenos, es decir, estrógenos ajenos al cuerpo, se relacionan con una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

Ya en el año 2008, el profesor Andreas Kortenkamp, en su artículo “Cáncer de mama y exposición a químicos con actividad hormonal: una valoración de la evidencia científica”, aconsejaba reducir la exposición a xenoestrógenos, sustancias químicas que imitan los estrógenos humanos, por su papel en el desarrollo del cáncer de mama. No sólo se refiere a los tratamientos hormonales sino que también muestra preocupación por la exposición a pesticidas y a contaminantes hormonales habituales en productos de consumo, como ftalatos, Bisfenol-A y filtros solares, entre otros.

En los últimos años nuevas investigaciones se suman a la preocupación del profesor Kortenkamp. La última, el reciente estudio del equipo de Nicolás Olea, publicado en la revista científica Environmental Health Perspectives, que evidencia una “fuerte asociación” entre la cantidad de xenoestrógenos acumulados en el suero corporal humano y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

La acumulación de evidencias científicas ha originado que cada vez más organizaciones para la prevención y cuidado del cáncer añadan la reducción de la exposición a contaminantes hormonales a los consejos habituales de prevención, tales como una dieta sana, ejercicio o evitar el tabaco.

Algunas de esta organizaciones incluso han entrado a formar parte de la alianza para la lucha contra los contaminantes hormonales EDC Free, de la que forma parte Ecologistas en Acción. Tal es el caso de la fundación Acción Contra el Cáncer de Mama, la Alianza para la Prevención del Cáncer de Gran Bretaña, o Breast Cancer UK o la Sociedad para la Prevención y Educación sobre el cáncer.

Como ejemplo compartimos los consejos de prevención contra el cáncer de mama que publica la Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL):

Consejos de prevención de La Alianza para la Salud y el Medio Ambiente HEAL

Puedes acceder al folleto completo aquí.

También puedes encontrar más información sobre estos consejos en nuestro blog:

  1. Consejos para evitar los pesticidas disruptores hormonales en alimentos
  2. Consejos para evitar los tóxicos en productos de limpieza
  3. Consejos para evitar los contaminantes hormonales en filtros solares
  4. Consejos para evitar que los envases de plásticos contaminen tu comida

 

Cuenta atrás en Bruselas

Europa está decidiendo la nueva regulación de contaminantes hormonales. Es importante que los estados miembros legislen teniendo en cuenta los resultados de las investigaciones científicas, en lugar de los intereses económicos unidos a la producción de pesticidas, plásticos o cosméticos. La salud de las y los europeos depende de ello.

Leave A Comment