Cada vez un número mayor de plaguicidas contaminan los alimentos europeos

Cada vez un número mayor de plaguicidas contaminan los alimentos europeos

topten

El último informe publicado por el organismo europeo encargado de velar por la salud de los alimentos, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), muestra que los alimentos europeos tienen residuos de un número cada vez mayor de plaguicidas diferentes.

A pesar de que cada vez encuentre residuos de más plaguicidas, la EFSA concluye que “los niveles de residuos de plaguicidas en los alimentos son seguros” y que “la exposición diaria de la población europea a estos tóxicos es improbable que suponga un riesgo a la salud”.

Pero esta conclusión no tiene en cuenta que muchos de esos pesticidas son disruptores endocrinos, sustancias para las que no existe un nivel de exposición seguro según las investigaciones científicas. Como vimos en el informe presentado por Ecologistas en Acción, sobre residuos de plaguicidas en los alimentos españoles “Directo a tus hormonas”, en la comida española hay residuos de 33 plaguicidas disruptores diferentes. En algunos casos, el número es asombroso, como en el caso de las peras en las que se encontró residuos de 16 plaguicidas contaminantes hormonales o las manzanas, con 13 (ver cuadro superior con los 10 alimentos más contaminados con residuos de plaguicidas contaminantes hormonales).

Pero además, la EFSA no tiene datos para determinar que la exposición diaria no supone riesgo para la salud, ya que no ha desarrollado ningún análisis de riesgo de la toxicidad de la exposición a múltiples residuos de plaguicidas actuando a la vez. Los análisis que realiza son plaguicida a plaguicida, sin calcular el efecto cóctel o la toxicidad de varios plaguicidas a la vez, actuando de forma combinada, que es la exposición que sufrimos la población europea a diario.

Puede que ésa sea la razón por la que este año la EFSA no haya incluido detalles de los productos con el mayor número de plaguicidas (el equivalente europeo a la tabla superior). Sin embargo, en anteriores análisis las uvas fueron las “ganadoras”, con casi 30 plaguicidas diferentes.

Una nueva sección del informe de este año busca la presencia de glifosato en un número reducido de muestras (4.721) de las que 4,2% contenían niveles medibles del herbicida, aunque dentro de los límites legales, discutibles para una sustancia disruptora hormonal como ésta.

5 Comentarios

  1. casdeiro 23 Noviembre, 2016 en 6:59 am - Responder

    Una duda: ¿los análisis han sido realizados con las frutas peladas o sin pelar?

  2. Ecologistas en Acción 23 Noviembre, 2016 en 11:29 am - Responder

    Hola Casdeiro, en el caso de la fruta sin procesar, es SIN pelar.
    En la piel de la fruta procedente de agricultura industrial pueden quedar un mayor número de residuos de plaguicidas, que se utilizan tras la cosecha para mantener los productos hasta su consumo final. Por esta razón, uno de los consejos que damos en “Directo a tus hormonas” es que si comes frutas de agricultura industrial, las peles y laves con mucho cuidado y en el caso de que sean para niños y niñas, mejor darles esta fruta pelada.

  3. McMindy 23 Noviembre, 2016 en 1:39 pm - Responder

    Supongo k sin pelar…sino apaga y vamonos. Dicen que lavandola fruta con un chorro de agua se kita el 75% de los pesticidas…Aún así siempre es mejor pelar la fruta.

    • Juan Torrijo 23 Noviembre, 2016 en 9:00 pm - Responder

      No me gusta nada la expresión “dicen”, porque me dice lo mismo que muchas expresiones que no tienen una base científica detrás.

    • casdeiro 26 Diciembre, 2016 en 9:08 am - Responder

      Mejor aún si lavas primero y luego pelas la fruta, porque si pelas sin lavar puede penetrar alguna suciedad y sustancias de la piel en el interior.

Deje su comentario