¿Pasará con la propuesta sobre contaminantes hormonales lo mismo que con la autorización del glifosato?

¿Pasará con la propuesta sobre contaminantes hormonales lo mismo que con la autorización del glifosato?

sumofus

La aprobación de los criterios para definir los contaminantes hormonales lleva un camino parecido al de la reautorización del glifosato. Como ocurrió con el polémico herbicida, la Comisión no consigue que los estados miembros voten a favor de su propuesta, gracias a la presión de la población, de científicos y de ONGs preocupadas ante la posibilidad de que se permita que tóxicos relacionados con graves enfermedades continúen en el entorno europeo. 

La Comisión pospone la presentación de su última revisión del borrador de criterios de definición de contaminantes hormonales, que tenía previsto que se votara en el comité del 18 de noviembre, por las numerosas críticas recibidas y la sospecha de que la propuesta fuera a ser bloqueada.
Las críticas se centran en la elevada carga de prueba que se exige para definir una sustancia como disruptora endocrina, que permitiría que muchas sustancias se escaparan de la regulación y siguieran afectando a nuestra salud y medio ambiente.
Ahora, los estados miembro vuelven a tener tiempo hasta el 30 de noviembre para presentar por escrito sus opiniones, a fin de que la Comisión escriba un tercer borrador de su propuesta que, a falta de confirmación, parece que se presentará de nuevo para finales del 2016 o principio de 2017.

Este es el momento para mantenerse firme contra los disruptores endocrinos y seguir presionando a nuestros estados y a Europa, con todos los medios disponibles. Estamos recogiendo firmas para mostrar a las instituciones europeas la preocupación de la población sobre los contaminantes hormonales.

Puedes firmar aquí

Esta firmeza es la que solicita a las instituciones europeas el científico especialista en los efectos adversos de los contaminantes hormonales, Leonardo Trasande. En su último artículo, en Nature, L. Trasande compara el estado de la ciencia y las discusiones políticas sobre los disruptores hormonales con las que existieron en torno al cambio climático. hace una década.
Según Trasande: “La investigaciones sugieren, con una probabilidad superior al 99%, que estas sustancias son responsables de enfermedades y minusvalías”.
Se puede leer el articulo completo aquí. 
2017-03-30T09:03:55+00:00 24/11/2016|Glifosato, Investigación, Legislación|Sin comentarios

Deje su comentario