Después de una batalla legal de un año, la Oficina de Evaluación de Peligros para la Salud Ambiental de California ha anunciado que clasificará el Glifosato como «conocido carcinógeno».

Ver la declaración de la Oficina de Evaluación de Peligros para la Salud Ambiental (OEHHA por sus siglas en inglés)

Hace dos años, la Agencia para la Investigación de cáncer de la Organización Mundial de la Salud consideró al glifosato como «probable carcinógeno«.

Pero el mes pasado, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas, (ECHA), encargada de la clasificación a nivel europeo, desestimó el potencial cancerígeno del herbicida, al igual que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, para la que el glifosato tan solo tiene «baja toxicidad para los seres humanos«.

Los herbicidas con base de glifosato se utilizan ampliamente en Estados Unidos, en parques y jardines pero sobre todo en los cultivos de maíz, soja y algodón de la zona central de EEUU (ver mapa)

Imagen: Estimación de uso agrícola de glifosato en 2014. La zona agrícola central es la más intensiva en uso del herbicida.

Sólo en California se emplean más de 4.500 toneladas al año, según los datos del gobierno, por lo que el paso dado por el Estado de California, el primero en regular el carácter cancerígeno del glifosato (antes el famoso herbicida Roundup de Monsanto) va a suponer un duro golpe para la industria, que está en desacuerdo y seguirá luchando contra la decisión de la agencia californiana, según declaraciones a The New York Times.

El uso de glifosato no ha hecho más que aumentar en los últimos años en Estados Unidos, según datos gubernamentales:

Figura: Aumento del uso de glifosato. Significado de principales colores: Amarillo-maíz, verde-soja, marrón-trigo, rojo-algodón. Para ir a la fuente de los datos, pinchar la imagen

Por desgracia, la inclusión del glifosato como carcinógeno no supone la prohibición de su uso, sino una advertencia para los consumidores.

¿Quieres firmar la ICE contra el glifosato en España?

¡Esta semana se han superado las 650.000 firmas del millón necesario! Cuantas más firmas tengamos, más claro dejaremos nuestra opinión en contra del glifosato frente a la Comisión Europea, antes de que la ECHA entregue su dictamen.

Para firmar, ¡pincha en la imagen!