La Comisión Europea quiere autorizar el herbicida tóxico glifosato por 10 años, a pesar de que nuevos estudios relacionan su exposición con alteraciones en el sistema endocrino, como acortar el tiempo de embarazo y reducir el peso del bebé.

La propuesta de la Comisión Europea ignora los daños al sistema endocrino y la enorme controversia en torno a la capacidad cancerígena del herbicida más utilizado en Europa.

Glifosato efectos bebé

El glifosato puede acortar el embarazo y reducir el peso del bebé

La Universidad de Indiana está desarrollando un estudio con evidencias sobre la capacidad del glifosato como disruptor endocrino que afecta al embarazo y al desarrollo del bebé.

El primer hallazgo del estudio es que el glifosato está presente en la orina de más del 90% de las mujeres que pasan por los servicios de obstetricia de Indiana, EEUU, a un nivel medio de 3,44 microgramos por litro.

Aunque el estudio aún debe pasar el proceso de revisión por pares, el científico al cargo, el Dr. Paul Winchester, ha hecho estas declaraciones en la Conferencia de la Red de Salud Ambiental Infantil (CEHN), organización dedicada a proteger a la infancia de los tóxicos ambientales :

“En nuestro estudio, que está en curso, las madres con niveles relativamente más altos de glifosato tenían más probabilidades de tener embarazos más cortos y parir bebés con menor peso al nacer, resultados por los que debemos preocuparnos”.

El Doctor añadió que los embarazos más cortos y de menor peso se relacionan “con bebés con un coeficiente intelectual menor y con un mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico“.

Otros muchos estudios científicos, cuyos resultados recoge el monográfico sobre glifosato de la Red de Acción contra pesticidas de Europa, demuestran que el glifosato perturba los estrógenos (hormonas femeninas), los andrógenos (hormonas masculinas), otras vías relacionadas con los esteroides y causan crecimiento de células cancerosas en mamas y próstata (Gasnier et al 2009).

Los estudios respaldan que incluso a dosis inferiores a las utilizadas en la agricultura o permitidos como residuos en alimentos, las consecuencias de la alteración endocrina en el bebé durante el embarazo, como la alteración del desarrollo del cerebro, la diferenciación sexual o del metabolismo óseo, son graves.

Contaminación omnipresente

A pesar de los graves efectos endocrinos, todos los estudios realizados en Europa muestran la presencia de glifosato en los cuerpos de la población.

El último análisis fue realizado en Italia, donde analizaron la orina de 14 mujeres embarazadas y encontraron glifosato en todas ellas.

A este estudio se suma otro realizado en Portugal que encontró glifosato en el 100% de los voluntarios, o en Francia, en donde encontraron glifosato en el 100% de las muestras tomadas.

En España no se han realizado estudios semejantes pero nada indica que los resultados puedan ser distintos.

Acción ciudadana contra el glifosato

Falta un mes para entregar las firmas recogidas por la Iniciativa Ciudadana Europea en contra del glifosato.

Ante la intención de la Comisión Europea de autorizar otros 10 años este herbicida tóxico, ante los elevados y ubicuos niveles de contaminación y sobre todo, ante los graves efectos en la salud y el medio ambiente, debemos actuar.

La ICE contra el glifosato ha recogido ya 40.500 firmas en España y 800.000 en toda Europa. Nos queda un mes de plazo para sumar más firmas y hacer llegar nuestro mensaje a la Comisión Europea.  

Si aún no has firmado, puedes hacerlo aquí. ¡Comparte para que otros puedan firmar!

glifosato firma iniciativa europea