Madrid, primera gran ciudad europea en luchar contra los disruptores endocrinos

Madrid, primera gran ciudad europea en luchar contra los disruptores endocrinos

El Ayuntamiento de Madrid se compromete a reducir la presencia de disruptores endocrinos en servicios municipales clave, como mantenimiento de zonas verdes y gestión de comedores, tras aprobar por mayoría la moción propuesta por Ecologistas en Acción y Fundación Alborada.

Enlace a la moción aprobada: AM+PSM+C’S Proposición 1065 Madrid

Las medidas de reducción de tóxicos se basarán en la información y cláusulas recogidas en la Guía de Ecologistas en Acción para las administraciones localesEliminación de contaminantes hormonales“.

Madrid dice no a los disruptores endocrinos

Una gran noticia para la población madrileña

Según la Organización Mundial para la Salud, la exposición a sustancias tóxicas, entre ellas, la exposición a contaminantes hormonales, es uno de los factores más importantes en el desarrollo de enfermedades cuya incidencia está en aumento en todo el mundo.

Los estudios científicos relacionan la exposición a bajas dosis de disruptores endocrinos, especialmente durante la etapa prenatal e infancia, con daños que se hacen evidentes en la edad adulta como problemas de fertilidad y embarazo, tumores en órganos relacionados con las hormonas (cáncer de mama, próstata, testículo, páncreas), daños al neurodesarrollo, diabetes tipo 2 y obesidad, entre otros.

La aprobación de medidas para reducir la exposición a disruptores endocrinos (o EDCs, por sus siglas en inglés) en Madrid es, por tanto, una gran noticia para sus más de 3 millones de habitantes.

Los Grupos municipales han dejado a un lado sus diferencias para proteger la salud de la población madrileña con las siguientes propuestas de reducción de contaminantes hormonales:

Medidas de reducción de contaminantes hormonales

Uso en espacios públicos

Madrid glifosato

Madrid se compromete a limitar el uso de cualquier pesticida que afecte al sistema hormonal en parques, jardines y centros escolares. Por supuesto, este punto incluye no emplear el herbicida glifosato.

También se limitará el uso de productos que contengan disruptores endocrinos en la limpieza y desinfección de edificios públicos, y se evitarán en cualquier compra pública.

Reducción de tóxicos en la alimentación

Madrid comedores sin disruptores endocrinos

Los efectos adversos de los disruptores endocrinos se deben a la exposición cotidiana a bajas concentraciones de estas sustancias, siendo la alimentación la principal vía de entrada en el cuerpo.

Por lo tanto, la medida que va a desarrollar el Ayuntamiento de Madrid para cuidar la alimentación en comedores públicos como escuelas y centros de salud es de gran importancia.

El Ayuntamiento, a través de cláusulas en los contratos con los servicios de cáterin,  fomentará:

Información pública y control

Por último, el Ayuntamiento de Madrid se compromete a mantener informada a su población respecto a los disruptores endocrinos y el cumplimiento de estas medidas aprobadas hoy a través de su web y a exigir a los organismos superiores (Comunidad de Madrid y Ministerios) políticas para reducir la exposición de la población a estas sustancias.

Desde Ecologistas en Acción esperamos que el consistorio madrileño cumpla estas medidas, por la salud de su población y su medio ambiente.

Nota de prensa de Ecologistas en Acción Madrid

Si quieres conocer las medidas propuestas con más detalle, puedes descargarte nuestra Guía aquí:

Guía reducción EDCs

Descarga la guía aquí

 

Localidades y Comunidades Autónomas comprometidas contra los disruptores endocrinos

Con la aprobación de esta moción, Madrid se convierte en la primera gran ciudad europea que se compromete a reducir la exposición de su población a los contaminantes hormonales, algo fundamental teniendo en cuenta la escasa voluntad política para regular adecuadamente estos tóxicos de la Comisión Europea y del Gobierno español.

Pero otras 9 localidades ya han aprobado nuestra moción, además de las Comunidades Autónomas de La Rioja, Aragón y la Comunidad Valenciana. Toda la información aquí. 

 

2017-06-30T09:25:46+00:00 28/6/2017|Glifosato, Local|4 Comentarios

4 Comentarios

  1. Angel 28 junio, 2017 en 5:14 pm - Responder

    Una grandísima noticia para todos los ciudadanos. Esperemos que también se empiece a luchar contra la contaminación electromagnética, que está generando un problema de salud pública enorme. Tecnología SI, pero aplicando el principio de precaución. Otros paises ya están tomando nota y están prohibiendo el uso del WIFI en guarderías y escuelas de educación primaria.

  2. Jorge 29 junio, 2017 en 8:25 pm - Responder

    Otros países ya han consultado a los científicos y han visto que son inocuos, así como la ocntaminación electromagnética.
    Terrible paso hacia atrás. Por favor, protegamos el medio ambiente con la ciencia, no con la fe.

    • kistinegarcia 30 junio, 2017 en 10:40 am - Responder

      Estimado Jorge, ningún paso en la protección de la salud y la naturaleza es un paso atrás.

      En cuanto a la base científica, la hay y es muy extensa. De no ser así, las principales organizaciones científicas mundiales, especializadas en los problemas de salud del sistema hormonal humano como la Sociedad Internacional de Endocrinología, La Sociedad Europea de Endocrinología y la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica no se opondrían a los disruptores endocrinos, como hacen al pedir, por medio de una carta abierta, la elaboración de criterios eficientes para la regulación de los disruptores endocrinosa a los estados europeos.

      En España, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, la Sociedad Española de Diabetes y la Sociedad Internacional de Endocrinología también han solicitado lo mismo (te dejamos aquí el enlace a la carta).

      Asimismo, ya en el 2002 el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente publicó una extensa recopilación científica, cuyo enlace te escribimos aquí, en la que alertaba del problema global que supone la exposición a los disruptores endocrinos.

      Si quieres más evidencias, te invitamos a revisar nuestro apartado “Recursos” o a pedirnos más a través de este blog, estamos encantadas de explicarlo. Un saludo.

    • Angel 30 junio, 2017 en 10:56 am - Responder

      La contaminación ambiental, tanto química como electromagnética, está provocando un problema de salud pública de primer orden. No es cuestión de creencias y no se trata de ir “hacia atrás”, todo lo contrario, hay que ir hacia adelante haciendo prevalecer la salud y la preservación de este planeta. Si no hacemos nada, nos cargaremos nuestro ecosistema, y ¿qué diran nuestros hijos, nietos? Como dijo un tal Einstein,:”Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.”
      Pero vamos, podemos hacer caso de la manipulación TOTAL de la industria de que “aquí no pasa nada”, que podemos estar contaminando hasta el infinito sin que haya consecuencias… ¿Alguien lo puede creer todavía?

Deje su comentario