Confirmado: El número de espermatozoides desciende un 59,3% en 40 años

Confirmado: El número de espermatozoides desciende un 59,3% en 40 años

La primera revisión sistemática de 7.500 estudios sobre la tendencia en el descenso de espermatozoides muestra una disminución en la concentración del 52% en menos de 40 años. El número total de espermatozoides se ha visto aún más reducido, en un 59,3% entre 1973 y 2011.

No sólo hablamos de fertilidad, estos datos se relacionan con peor salud en general y mayor mortalidad. 

El análisis, llevado a cabo por la Universidad de Jerusalem, se refiere a hombres de América del Norte, Europa y Australia cuya elección no ha tenido en cuenta su fertilidad (aparecen como “Unselected Western” en la siguiente figura del estudio).

Gráficas del Dr. Hagai Levine, autor del meta-análisis sobre la disminución del número de espermatoziodes de 1973 a 2011

El principal autor del estudio, el Dr. Hagai Levine explica en este vídeo los resultados de su meta-análisis y las implicaciones no sólo para la fertilidad, sino para la salud masculina en general.

 

Los disruptores endocrinos se relacionan con la infertilidad

Este nuevo estudio confirma que la salud reproductiva y la fecundidad están seriamente afectadas por factores ambientales, con especial importancia de la exposición a tóxicos disruptores endocrinos tanto en la etapa prenatal como en la edad adulta. 

De hecho, la investigación sugiere que el recuento de espermatozoides puede ser un indicador de los impactos del ambiente moderno sobre la salud, una especie de “canario en una mina de carbón” que está señalando la posible presencia de riesgos más amplios para la salud masculina.

Por lo tanto, no sólo se trata de problemas de fertilidad. Según el propio autor de la investigación los niveles bajos de concentración de espermatozoides también se relacionan con un mayor riesgo de hospitalización y muerte.

Europa frente a los disruptores endocrinos

Estos datos deberían impulsar a los gobiernos a tomar medidas urgentes para reducir la exposición humana a sustancias como plaguicidas disruptores endocrinos.

Por desgracia, los gobiernos europeos no están respondiendo adecuadamente. Este verano aprobaron unos criterios de identificación de los plaguicidas disruptores endocrinos que no permitirán eliminar estos tóxicos de nuestro entorno. 

El próximo 28 de septiembre presentarán estos criterios ineficaces frente al Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo. Si son aprobados allí, el siguiente paso es la votación en el plenario del 3 de octubre.

Las principales organizaciones científicas en el área de la endocrinología, la Endocrine Society, la Sociedad Europea de Endocrinología y la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica, expresaron su gran preocupación por la propuesta de la Comisión Europea sobre disruptores endocrinos con esta carta a la ministra de Sanidad

También la Federación Internacional de Ginecólogos y Obstetras ha alertado de los graves efectos de los contaminantes hormonales en la salud.

 

¿Qué puedes hacer?

En primer lugar: cuídate, evita la exposición a disruptores endocrinos y otros tóxicos.

Recuerda que no sólo hablamos de fertilidad; los contaminantes hormonales se relacionan con graves enfermedades como varios tipos de cáncer, problemas cardiovasculares, neurológicos y del sistema inmune.

Habla de estos tóxicos y cómo evitarlos con las personas que te rodean. Puedes usar este blog como recurso o plantearnos las dudas que te surjan.

También puedes unir tu firma a las de otras personas europeas en contra de los disruptores endocrinos. Queremos mostrarles estas firmas a las y los europarlamentarios para conseguir que no den luz verde a estos criterios. 

Pincha la foto para firmar

2017-09-18T22:49:36+00:00 18/9/2017|Infertilidad, Investigación|Sin comentarios

Deje su comentario