El glifosato es el plaguicida más frecuente en algunos ríos de la Península

El glifosato es el plaguicida más frecuente en algunos ríos de la Península

El herbicida glifosato es detectado con elevada frecuencia en algunos de los ríos de la Península. Informamos al Ministerio para que vote en contra de su reautorización el 9 de noviembre en el Comité de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos.

Datos de la contaminación por glifosato en ríos

Ecologistas en Acción, tras analizar los datos de las Confederaciones Hidrográficas sobre la presencia de contaminantes en las aguas superficiales en 2016, ha encontrado que el glifosato es el pesticida detectado con mayor frecuencia en el Júcar y Tajo y el segundo en frecuencia en los ríos del País Vasco.

Los resultados de la revisión son los siguientes:

Muchas de las muestras superan los límites autorizados para la presencia de plaguicidas en aguas de consumo humano (0,1 microgr/l).

Una falta de interés sospechosa

Sólo 6 de los 10 organismos de cuenca que nos han facilitado datos (Tajo, Segura, Miño-Sil, Guadiana, Júcar y País Vasco) analizan la presencia de glifosato en sus aguas, a pesar de ser el herbicida más utilizado en España.

Esta misma “falta de interés” existe respecto a la búsqueda de residuos de glifosato en alimentos. Efectivamente, entre los cientos de plaguicidas que la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (AECOSAN) busca anualmente en los alimentos españoles, no se encuentra el glifosato. 

Si el glifosato es un plaguicida seguro según las administraciones, ¿por qué no lo analizan normalmente, como hacen con el resto de agrotóxicos?

La población tiene derecho a conocer qué hay en su comida, en los campos y en el agua de su entorno.

Otro dato más que habla de la persistencia del glifosato

Imagen traducida del estudio Silva, V., et al., Distribution of glyphosate and aminomethylphosphonic acid (AMPA) in agricultural topsoils of the European Union, Sci Total Environ (2017), https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2017.10.093

En un post anterior comentábamos la detección de glifosato en el 25% de los suelos analizados en Españay su metabolito (AMPA) en el 40%.

Estos resultados, unidos a los datos sobre su presencia en los ríos Júcar, Tajo y en los ríos del País Vasco muestran que el glifosato no desaparece con facilidad del campo y supone un importante riesgo para la salud humana y el medio ambiente al desplazarse con el viento y la lluvia.

Daños a los animales de ecosistemas acuáticos

El glifosato, como disruptor hormonal, genera efectos adversos claros en los ecosistemas acuáticos.

Caben destacar los efectos nefastos del herbicida en los anfibios ya que altera la señalización de las hormonas tiroideas necesarias para la metamorfosis. En los mamíferos altera la síntesis de estrógenos (hormonas femeninas).

El grupo de investigación Aranzadi ha realizado estudios de los efectos en los anfibios, viendo efectos a dosis muy bajas.

 

España debe oponerse a la renovación del glifosato

Las concentraciones de glifosato detectadas en los suelos españoles (0.07-0.95 mg/kg) son de las más altas de Europa, superadas únicamente por Grecia y Portugal.

Europa está mostrando su oposición al herbicida de Monsanto. Así, el Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado una resolución que pide la prohibición total del glifosato en un máximo de 5 años y más de un millón de personas han firmado por el mismo objetivo.

Pero la decisión la tienen que votar los representantes de los estados reunidos en un comité específico, el Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (ScoPAFF, en inglés) antes del 15 de diciembre.

La siguiente reunión del Comité PAFF será el 9 de noviembre.

Ecologistas en Acción ha escrito una carta a la Ministra García Tejerina, Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para informarle de los nuevos datos sobre contaminación en suelos y aguas españolas y solicitarle que finalice de una vez el apoyo de España a este tóxico.

2017-11-07T08:30:28+00:00 7/11/2017|Agua, Glifosato|Sin comentarios

Deje su comentario