Europa permitirá que el Bisfenol A siga contaminando los alimentos

Europa permitirá que el Bisfenol A siga contaminando los alimentos

El Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo aprueba una propuesta de la Comisión que permitirá la presencia de bisfenol A en los envases de alimentos.

Bisfenol A en los envases

Europa decide no prohibir el bisfenol A en los envases

Los recubrimientos de los envases desprenden en nuestros alimentos Bisfenol A (o BPA) que pasa a la comida en un proceso denominado “migración”.

El reglamento aprobado prevé reducir el límite de migración del bisfenol A de los revestimientos y barnices utilizados en los envases de alimentos en lugar de afrontar la auténtica solución al problema: prohibir por completo su presencia.

Sorprende esta decisión del Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo después de que otra agencia europea, la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, clasificara al Bisfenol A como una sustancia altamente preocupante (SVHC) debido a sus propiedades de alteración endocrina para seres humanos. Anteriormente también lo clasificó como tóxico para la reproducción.

En cumplimiento de esta clasificación, el bisfenol A debe ser eliminado progresivamente de los productos europeos, especialmente de los de más sensibilidad, como los productos en contacto con los alimentos.

También extraña la decisión porque contradice a otra del propio Parlamento Europeo que en el 2016, pidió exactamente lo contrario: la prohibición del bisfenol A en los materiales en contacto con alimentos.

Bisfenol A en los envases

El porqué del apoyo al BPA

La explicación a tantas contradicciones en las instancias europeas puede estar en el enorme poder que la industria química tiene en Bruselas y en algunos países como Alemania y también, por supuesto en España. Debemos recordar que en Cartagena se encuentra la fábrica de BPA más grande de Europa.

Sólo algunos estados, como Francia y algunos fabricantes están empezando a sustituir el bisfenol A (esperemos que sin caer en la tentación de sustituirlo con otros bisfenoles menos conocidos, pero también tóxicos, como el Bisfenol S, el F o el BADGE).

¿Qué envases nos exponen a BPA?

Por desgracia, el bisfenol A se encuentra en multitud de envases alimentarios como latas de refresco, latas de conserva (en la resina que las recubre) y en los envases de plástico duro (policarbonato) como las botellas de agua de muchas oficinas.

 

Bisfenol A disruptor endocrino

También se encuentra en productos habituales que no son envases alimentarios, como los tiquets de supermercado o el material escolar.

En la sección dedicada al bisfenol A en este blog, se puede leer más sobre estudios que rastrean la presencia de esta hormona sintética en productos inimaginables.

Efectos en la salud del BPA

El BPA fue inventado el siglo pasado como hormona femenina sintética, aunque finalmente se utilizó masivamente para fabricar plásticos, tintas y resinas que han puesto en peligro la salud de la población durante décadas.

Cada vez que la población se exponen al bisfenol A están introduciendo en su cuerpo una dosis de hormona sintética.

La exposición a un disruptor endocrino como el BPA, incluso a dosis muy bajas, puede tener graves consecuencias para la salud a largo plazo, sobretodo para personas en desarrollo, como la población infantil y prenatal.

Los numerosos estudios que acumula el bisfenol A lo relacionan con varios tios de cáncer (especialmente el de mama), la diabetes tipo 2, la obesidad y efectos tóxicos para la reproducción, entre otros graves efectos.

Desde Ecologistas en Acción escribimos a las y los Europarlamentarios para informarles de los peligros de la decisión que se votaba hoy en el Comité ENVI. Lamentamos que no nos hayan escuchado.

A nivel individual, aconsejamos evitar en la medida de lo posible alimentos envasados en latas, plástico y envases de comida precocinada.

2018-01-11T18:20:59+00:00 11/1/2018|Bisfenol A, Envases, Europa|0 Comments

Leave A Comment