El Bisfenol A se prohibirá en ciertos envases (pero no en todos)

El Bisfenol A se prohibirá en ciertos envases (pero no en todos)

La Comisión Europea acaba de publicar una nueva legislación que regula la presencia del disruptor endocrino Bisfenol A en los envases en contacto con alimentos.

La normativa, que puede descargarse aquí, restringe la cantidad de este tóxico en los envases de alimentos, pero no lo prohíbe desoyendo las demandas de las organizaciones de salud y medio ambiente.

Prohibición del Bisfenol A

La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas, ECHA ya ha reconocido el peligro que supone la exposición a Bisfenol A (o BPA por sus siglas en inglés). Según la normativa europea de tóxicos, el Reglamento REACH el BPA está incluído en su Lista de Sustancias Candidatas extremadamente preocupantes en proceso de autorización.

El BPA se relaciona, según los estudios científicos, con el desarrollo de cáncer de mama, diabetes, obesidad y otros daños relacionados con el sistema hormonal. La alimentación es la principal vía de exposición (no sólo al Bisfenol A, sino a los contaminantes hormonales en general.

Reducción de la cantidad de BPA en envases

El bisfenol A se encuentra en los envases de plástico duro, como los de policarbonato y también en el revestimiento de las latas tanto de refresco como de conservas.

La nueva normativa, en lugar de establecer un calendario para la eliminación del tóxico, reduce la cantidad que pasa o migra del envase o recubrimiento al alimento, el llamado “Límite de Migración“.

Es decir, seguirá entrando Bisfenol A en los alimentos, pero en menor cantidad.

Dado que el BPA es un disruptor endocrino, para el que cualquier cantidad puede suponer una amenaza para la salud, la solución adecuada habría sido un calendario de eliminación de los productos en contacto con los alimentos.

En la actualidad, grupos especialmente vulnerables como embarazadas y gestantes siguen expuestas al Bisfenol A presente en envases de plástico, latas y multitud de otros objetos.

Otros grupos vulnerables, como adolescentes, tienen BPA en sus cuerpos, según una reciente investigación.

La única opción segura, es la eliminación del Bisfenol A.

Ampliación de la prohibición en productos de 0 a 3 años

Bisfenol A en tazas entrenamiento bebés

Los bebés siguen expuestos al Bisfenol A en sus tazas de entrenamiento

La presión científica y social obligó a la prohibición del BPA en biberones en 2011 debido a que los efectos de esta hormona sintética son especialmente graves en niños y niñas menores de 3 años.

Ahora, la Comisión prohíbe también que se emplee Bisfenol A en la elaboración de las llamadas “tazas de entrenamiento“, tazas que ayudan a los bebés a aprender a beber en vaso. También reduce el límite de migración desde los revestimientos en alimentos para niños de 0 a 3 años de edad.

Es una gran noticia, pero nos hace preguntar por qué, desde 2011, niñas y niños han seguido expuestos a este tóxico innecesariamente.

 

La nueva legislación será aplicable a partir del 6 de septiembre de 2018.

2018-02-14T13:09:18+00:00 14/2/2018|Bisfenol A, Envases, Europa|0 Comments

Leave A Comment