Productos menstruales sin tóxicos, sin plástico… y asequibles

Productos menstruales sin tóxicos, sin plástico… y asequibles

Los productos menstruales reutilizables, libres de tóxicos y a precios asequibles permiten mejorar la salud femenina y frenar la contaminación por plásticos al mismo tiempo.

Productos menstruales

Imagen de Zero Waste Europe

“Pobreza menstrual”

La imposibilidad de comprar productos menstruales impacta negativamente en la formación y las perspectivas laborales de dos de cada diez mujeres.

Si optamos por comprar productos menstruales de un solo uso, a lo largo de nuestra vida podemos gastarnos entre 1.500 y 7.500 euros.

Las alternativas reutilizables, sin embargo, se estima que tienen un coste mucho menor, en concreto del 6%.

Según las estadísticas disponibles, dos de cada diez mujeres europeas no pueden permitirse productos higiénicos tan necesarios, lo que les lleva a evitar la escuela o el trabajo durante sus períodos. Esto supone un impacto serio en su educación y perspectivas a largo plazo.

El impacto de la pobreza menstrual se siente con fuerza entre las mujeres y las niñas en las comunidades más pobres, que quedan excluidas de participar plenamente en la sociedad debido a su período.

Si a estos datos sumemos una brecha salarial de género del 16% en Europa, cualquier medida que contribuya a una reducción  en la cantidad que una mujer dedica a gestionar su período es necesaria.

Aquí van dos ideas para los gobiernos europeos: en primer lugar, eliminar el IVA sobre los productos menstruales, como ya ha hecho India y está a punto de hacer Australia.

En segundo lugar, evitar que la actual directiva de plásticos de un solo uso genere una carga desproporcionada para las mujeres que menstrúan, al aumentar el coste de estos productos.

Productos menstruales tóxicos

Los productos químicos tóxicos son habituales en los productos de higiene femenina. 

Las compresas convencionales están compuestas por hasta un 90% de plástico. Por lo tanto, pueden contener plastificantes disruptores endocrinos como BPA y BPS, relacionados con el cáncer de mama y otros daños como la diabetes tipo 2. También pueden contener plaguicidas aplicados durante el cultivo del algodón, como glifosato.

En cuanto a los tampones, este estudio de Women’s Voices, analizó 6 marcas y encontró sustancias tóxicas para la reproducción, como el disulfuro de carbono (utilizado en la fabricación de rayón) y el tolueno, así como sustancias carcinógenas, neurotóxicas e irritantes (ver tabla de resultados del estudio).

Los aplicadores contienen ftalatos, contaminantes hormonales que interrumpen la función hormonal y pueden conducir a múltiples enfermedades.

Las usuarias de tampones se exponen a estos y otros tóxicos vía vaginal. Cabe mencionar que no existe investigación sobre los efectos ni límites a través de esta vía de exposición.

Daños a la salud relacionados con los disruptores endocrinos, como adelanto de la pubertad, que cada día son más habituales, pueden aumentar exponencialmente en el futuro.

Plásticos de un solo uso

Para reducir la contaminación por plásticos de los océanos, mejor los productos menstruales reutilizables.

De promedio, una mujer utiliza a lo largo de su vida entre 12.000 y 16.000 productos de higiene femenina desechables.

Como los productos higiénicos convencionales no están diseñados para su reciclaje ni reutilización, terminan en vertederos, mares y océanos y según la Comisión Europea son el quinto residuo de plástico más común.

Estos residuos pueden ser ingeridos por animales marinos, liberar tóxicos en el agua, incluidos microplásticos y contribuir al transporte de especies invasoras (también conocido como rafting).

Por todas estas razones, cada día más mujeres optamos por productos reutilizables, como la copa menstrual o compresas de tela. En productos de usar y tirar, existe la opción de compresas ecológicas sin plástico no otros tóxicos.

Carta al Parlamento Europeo

Más de 25 organizaciones, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, hemos escrito esta carta a miembros del Parlamento Europeo, indicando los cambios concretos en la Directiva de Plásticos de un solo uso que permitan hacer compatible un futuro sin plástico ni tóxicos con el acceso para todas a productos de higiene menstrual.

Fuente: #FreeFromPlastic. Informe Reusable & toxic-free menstrual products. Making women’s lives better while fighting plastic pollution.

2018-09-07T12:00:08+00:005/9/2018|Consejos, Higiene, Plástico|1 Comment

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.