Europa no prevé medidas concretas contra los disruptores endocrinos

Europa no prevé medidas concretas contra los disruptores endocrinos

La nueva estrategia europea contra los disruptores endocrinos preocupa porque no tiene medidas ni plazos concretos para reducir la exposición de las personas más vulnerables y del medio ambiente. 

Falta de acción común

Para hacer frente a unos tóxicos como los disruptores endocrinos, capaces de bloquear y alterar el funcionamiento del sistema hormonal animal y humano, Europa necesita una estrategia común.

En 2017, tras años de debate, se concretaron unos criterios de identificación para los disruptores endocrinos de plaguicidas y biocidas.

La Comisión Europea anunció entonces que iba a desarrollar una “Nueva estrategia para minimizar la exposición de los europeos a los disruptores endocrinos, más allá de plaguicidas y biocidas“.

El pasado 7 de noviembre, presentó esta nueva estrategia en una Comunicación que ha despertado preocupación en las organizaciones científicas y sociales.

En primer lugar, porque la comunicación de una estrategia que pretende minimizar la exposición, no plantea medidas específicas de reducción ni plazos para efectuarlas.

Asi lo ha expresado la coalición EDCFree Future (Futuro Libre de Disruptores Endocrinos), que reúne a más de 70 organizaciones europeas de salud y de medio ambiente, a la que pertenece Ecologistas en Acción:

Ver nota de prensa de la coalición EDCFree.

Igual de contundente ha sido la reacción de la Sociedad Internacional de Endocrinología, una organización de más de 18.000 especialistas encargados de la investigación, tratamiento y educación sobre el sistema hormonal.

Estos especialistas siguen muy de cerca la legislación de los disruptores endocrinos porque les toca enfrentarse a sus efectos en la salud: diabetes, obesidad, infertilidad o cánceres relacionados con las hormonas, como el de mama o próstata.

En su nota de prensa, la Sociedad de Endocrinología denuncia que la Comisión no atiende a la urgente necesidad de proteger a la infancia y a otros grupos vulnerables frente a los EDCs.

Incluso gobiernos como el de Francia piden una mayor acción a la Comisión, con un calendario y un plan de reducción de la exposición a disruptores endocrinos que cubra todos los tipos de exposición.

Necesidad de regulación transversal

Como los criterios para definir qué es un disruptor endocrino están definidos para plaguicidas y biocidas, muchos disruptores endocrinos “se cuelan” perdidos en una maraña de regulaciones específicas como las de juguetes, cosméticos o envases alimentarios.

La Comisión Europea, en su nueva estrategia, en lugar de proponer pasos para cerrar estos vacíos legales abre un nuevo proceso de consulta sobre regulación relacionada con los EDCs.

Esta consulta supone un nuevo retraso para poner en marcha medidas efectivas y necesarias.

Necesitamos una regulación única y transversal que acabe con los vacíos legales que permiten la entrada en el mercado de disruptores endocrinos

2018-11-12T17:51:22+00:0012/11/2018|Europa|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.