El Tribunal General de la UE ha dictaminado que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) infringió la ley cuando se negó a revelar todos los estudios de la industria sobre el herbicida glifosato.

Glifosato disruptor endocrino

Imagen: Charles Platiau

Glifosato: derecho a saber si es cancerígeno

El más alto tribunal de la Unión Europea garantiza el acceso público a los datos confidenciales del glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo.

Nota de prensa del Tribunal 

Esta decisión se produce gracias a cuatro europarlamentarios del partido Verde, Heidi Hautala, Benedek Jávor, Michèle Rivasi y Bart Staes, que solicitaron el acceso completo a docenas de estudios (previamente confidenciales) relacionados con recetas, condiciones experimentales y métodos de pruebas realizadas sobre la carcinogeneidad del glifosato.

El interés público sobre los impactos en la salud del glifosato aumentó cuando en 2015 la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, de la Organización Mundial de la Salud determinó que el glifosato «probablemente» causa cáncer en los seres humanos.

La sustancia también es sospechosa de ser un disruptor endocrino.

El fallo del Tribunal General

En 2017, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) denegó el acceso a la información porque consideró que su divulgación podría poner en peligro la inversión económica de las compañías dueñas de los estudios (especialmente, la Bayer-Monsanto).

Pero según el Tribunal General «El público debe tener acceso no solo a la información sobre las emisiones, sino también a la información relativa a las consecuencias a medio y largo plazo de esas emisiones sobre el estado del medio ambiente».

El público debe tener acceso no solo a la información sobre las emisiones, sino también a la información relativa a las consecuencias a medio y largo plazo de esas emisiones sobre el estado del medio ambiente

Aunque la EFSA había declarado con anterioridad que eran las propias reglas de la Unión Europea las que le impedían ser transparente, el Tribunal de justicia Europeo demuestra hoy que la reglas eran correctas, pero que la EFSA no las aplicó correctamente.

Finalmente la EFSA ha declarado que «da la bienvenida a la decisión» y que el fallo «proporciona orientación para la EFSA y otros acusados de interpretar la legislación de la UE sobre el acceso público a los documentos».

En Europa, el permiso de uso del el herbicida glifosato se renovó en 2017, por 5 años más.