Ayer, 19 de marzo, un  Tribunal de San Francisco (EEUU) dictaminó que el glifosato es la causa determinante del cáncer que padece un usuario del herbicida Roundup.

La Bayer a juicio

El jurado se ha mostrado particularmente duro con la empresa fabricante del herbicida, Monsanto, que en la actualidad es propiedad de Bayer, al declarar que:

existe una fuerte evidencia a partir de la cual un jurado podría concluir que a Monsanto no le importa particularmente si su producto le está produciendo cáncer a la gente, enfocándose en manipular la opinión pública y socavando a cualquiera que plantee preocupaciones genuinas y legítimas sobre el tema”.

El fallo unánime del martes sigue a un veredicto histórico del pasado mes de agosto, en el que un jurado de California dictaminó que el Roundup causó el cáncer terminal a un encargado de mantenimiento de una escuela. El jurado de este caso dijo que Monsanto no advirtió de los peligros para la salud del Roundup y “actuó con malicia”.

La nueva sentencia puede servir de base en los más de once mil casos pendientes que tiene la Bayer por causa del glifosato en EEUU.

La primera consecuencia es económica, puesto que la Bayer hoy ha perdido un 10% de su valor en bolsa. Mientras tanto, este año la Unión Europea debe iniciar el proceso de re-autorización del glifosato, que esta vez no estará en manos de Alemania sino de un conjunto de cuatro países (Francia, Holanda, Hungría y Suecia).

La Comisión Europea no ha encontrado ningún país que quisiera ser responsable en solitario de la que seguro será una decisión polémica.

Peligros del glifosato

El glifosato es un probable agente cancerígeno según la Agencia Internacional de Estudios contra en Cáncer, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud.

Además, el glifosato es un disruptor endocrino. Recientemente, un nuevo estudio del Instituto Ramazzini encuentra que la exposición a herbicidas a base de glifosato, incluido Roundup, causa daños a la reproducción y el desarrollo en ratas macho y hembra, a una dosis considerada segura por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (1.75 mg / kg de peso corporal). /día).

La exposición a plaguicidas a base de glifosato se asoció con efectos similares a los andrógenos (hormonas masculinas), como el aumento estadísticamente significativo de la distancia anogenital en hombres y mujeres, el retraso del primer ciclo reproductivo y el aumento de testosterona en mujeres.

Este estudio se suma a la serie de cuatro de la Fase Piloto del Estudio Global del Glifosato que demuestran que los plaguicidas a base de glifosato producen daños a la salud, como la alteración de la microbiota intestinal.

Reducir los pesticidas un 50% antes de 2023

Hay muchos motivos para pedir a las autoridades españolas que se reduzca el consumo de pesticidas en un 50% antes de finales de 2023 y para exigir la prohibición del glifosato.

España es el país europeo líder en consumo de pesticidas, con un aumento anual continuado del 5 % desde 2011. Solo en 2016 se vendieron más de 76.000 toneladas de pesticidas en nuestro país, lo que supone 1,65 kg de pesticidas por persona.

En 2015, la mitad de las frutas y hortalizas a la venta en España tenían residuos de algún plaguicida, 38 de los cuales eran sustancias con capacidad de alterar el sistema hormonal. En 2016, se detectaron 46 plaguicidas en los ríos españoles, de los que 26 son disruptores endocrinos.

Estos datos son muy preocupantes ya que la exposición a pesticidas se relaciona con la pérdida de biodiversidad, especialmente de insectos y las afecciones a la salud humana.

Hoy se inicia la Semana Europea “Sin Pesticidas”. Ecologistas en Acción organiza la Jornada “Plaguicidas y pérdida de biodiversidad“, el lunes 25. La entrada es libre y gratuíta.

¿Quieres saber más? Puedes descargarte un folleto informativo sobre plaguicidas, sus efectos en la biodiversidad y las alternativas existentes en este enlace.