Una carta filtrada muestra que el Ministerio de Agricultura está presionando para que Europa vuelva a autorizar un plaguicida de elevada toxicidad

Plaguicida no autorizado por su elevada toxicidad

Se trata del 1,3 dicloropropeno, un plaguicida no autorizado pero utilizado en cultivos frutales y hortícolas gracias a «autorizaciones excepcionales» que permiten que plaguicidas no autorizados puedan utilizarse en casos de emergencia por plagas.

Ecologistas en Acción ha tenido acceso a esta carta del 8 de mayo de 2019. En ella, el Director General de Sanidad de la Producción Agraria pide a la Comisión que se autorice de nuevo este plaguicida.

En la carta, afirma ve posibilidades para que vuelva a autorizarse el plaguicida “a pesar de las conclusiones de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés)”. Las conclusiones de la EFSA se refieren al elevado riesgo de este plaguicida, que han motivado que lo elimine del mercado.

Así lo indica la siguiente tabla, la número 5 de la revisión por pares de EFSA. En gris aparecen los usos no seguros del dicloropropeno:

El uso del 1,3 dicloropropeno no está autorizado en Europa porque libera al medio ambiente grandes cantidades de impurezas policloradas conocidas y desconocidas, por posible riesgo de contaminación de las aguas subterráneas y riesgo para animales y seres humanos.

En el año 1999, la Agencia para la Investigación del Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud, catalogó al 1,3 dicloropropeno como posible carcinogénico (2b) para los seres humanos.

Decisión el lunes 20 de mayo

A pesar de estos riesgos, el Ministerio de Agricultura solicita autorizar de nuevo el tóxico argumentando “un gran número de autorizaciones de emergencia concedidas en los últimos años”.

La carta, filtrada por Ecologistas en Acción, pretende facilitar la negociación sobre el 1,3 dicloropropeno, que tendrá lugar el lunes 20 de mayo en el Comité de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (ScoPAFF, en inglés).

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español, la reautorización del tóxico en un “asunto crucial”. Sin embargo, otros Estados miembros, como Francia opinan lo contrario, e incluso aconsejan que no se permita su aplicación ni siquiera mediante autorizaciones excepcionales.

Otro ejemplo más de que España sigue anteponiendo el mantenimiento de una producción agraria intensiva en tóxicos al riesgo para el ser humano y los ecosistemas.

Más información: Nota de prensa de Ecologistas en Acción