Para celebrar la Semana europea contra el cáncer 2020, que tiene lugar del  entre el 25 y el 31 de mayo, la Health and Environment Alliance (HEAL) y las European Cancer Leagues (ECL) lanzan una campaña de sensibilización y prevención. En ella advierten de que la contaminación ambiental (pesticidas, productos químicos disruptores endocrinos y contaminación del aire) aumenta el riesgo de padecer cáncer. 

 

 

El cáncer provoca una de cada cuatro muertes en la Unión Europea y es la primera causa de muerte en el trabajo. La exposición frecuente a algunas sustancias químicas que causan cáncer en el trabajo y durante nuestra vida diaria (como pesticidas, productos químicos disruptores endocrinos y contaminación del aire), plantea serios riesgos para la salud.

Esta es la principal idea de la campaña lanzada por la Health and Environment Alliance (HEAL) y las European Cancer Leagues (ECL) con motivo de la conmemoración de la Semana europea contra el cáncer 2020. Una campaña que parte de los riesgos que provocan los contaminantes ambientales y apunta a la necesidad de abordar estos contaminantes como oportunidad para actuar a favor de la de salud pública.

Mediante varias infografías y materiales de divulgación, la campaña de HEAL y de ECL ponen el acento en varias ideas y datos principales:

  • Cuatro de cada diez casos de cáncer se pueden prevenir.
  • El 53 % de todas las muertes relacionadas con el trabajo en la UE están relacionadas con el cáncer laboral.
  • 50 sustancias cancerígenas conocidas representan más del 80 % a la exposición de sustancias cancerígenas en el trabajo.
  • Los contaminantes ambientales aumentan el riesgo de cáncer.
  • La carga económica de gastos relacionados con el cáncer (tratamiento, pérdida de productividad y gastos informales) es de 199 millones de euros anuales en la UE.
  • Solo el 3 % de los gastos en salud se destinan a prevención de enfermedades y promoción de la salud.

 

 

Ante esta situación, Ecologistas en Acción nos sumamos a las demandas ciudadanas y científicas que exigen a los gobiernos e instituciones públicas tomar medidas que protejan la salud de las personas. Se deben eliminar las sustancias tóxicas, en particular las cancerígenas y las que alteran el sistema hormonal de la agricultura, los alimentos o los productos de limpieza, entre otros. Existen alternativas a todos esos productos que nos ponen en peligro  y suponen un problema grave de salud pública.

Las infografías están disponibles en inglés, francés, alemán, español, portugués e italiano, y se ha lanzado junto con un conjunto de tarjetas informativas de redes sociales. Puedes acceder a la página de la campaña pinchando en este enlace.