El glifosato es un herbicida utilizado de manera masiva en agricultura convencional que supone un peligro para la salud humana y medioambiental. Gracias a un estudio publicado por Ecologistas en Acción, sabemos además que las aguas superficiales de los ríos españoles están contaminados por este pesticida. Por eso, volvemos a exigir la prohibición de su uso.

Lo hemos dicho muchas veces en este blog: el glifosato es el herbicida más vendido en el Estado español que está catalogado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) como probable cancerígeno en humanos, y tóxica para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos.

Se trata de un herbicida utilizado de manera masiva en agricultura convencional con el objetivo de controlar las plantas adventicias pero cuyo uso tiene gravísimas consecuencias. Hoy conocemos otro de sus peligros: las aguas superficiales de los ríos españoles están altamente contaminados por glifosato.

Ecologistas en Acción ha publicado ‘Glifosato. Una plaga para la salud de nuestros ríos, el medioambiente y las personas’, un informe que analiza la presencia de glifosato en 10 de las 17 demarcaciones hidrográficas durante los años 2017 y 2018. Lo resultados son claros:

Los análisis muestran la presencia de glifosato en las diez demarcaciones hidrográficas en las que se analiza este herbicida tóxico. En el 29 % de las muestras se ha detectado la presencia de glifosato por encima del límite de detección. El 21 % de las muestras analizadas han superado el valor límite de 0,1 microgramos por litro (μg/l) que Ecologistas en Acción ha establecido como referencia.

Estos datos (que puedes ver de manera detallada en el informe) subrayan las deficiencias de la legislación europea y española a la hora de proteger nuestra salud. También la necesidad de que las administraciones autonómicas y estatales actúen para reducir la contaminación de este plaguicida en el medio acuático.

Por todo ello, desde este blog nos sumamos a las tres recomendaciones que Ecologistas en Acción hace al MITECO y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Te animamos, además, a compartir estas demandas y darles difusión:

1. Retirar la autorización a la comercialización de productos que fitosanitarios que contengan glifosato.

2. Redactar normas armonizadas para el muestreo y la analítica de plaguicidas por parte de los gestores de las demarcaciones hidrográficas.

3. Asegurar que la recogida de información sobre presencia de plaguicidas sea más completa y ajustada a la realidad y sirva, a su vez, como punto de partida para proteger nuestros ríos al medioambiente y a las personas, de la contaminación por glifosato.